Buscar este blog

ANUNCIO


DEBIDO A PROBLEMAS EN EL SERVIDOR DE DIVSHARE. LA MAYORÍA DE
LOS AUDIOS ANTERIORMENTE SUBIDOS SE HAN
PERDIDO.


A PARTIR DE ESTE MOMENTO ESTAREMOS EN UN NUEVO SERVIDOR
ACTUALIZANDO TODO EN LA PÁGINA


DISCÚLPENOS POR LA DEMORA EN LA SUBIDA DE NUEVOS TEMAS.


ATTE: ICLV






DIOS PERMITE QUE SEAMOS ZARANDEADOS POR EL DIABLO

DIOS PERMITE QUE SEAMOS ZARANDEADOS POR EL DIABLO




Lucas 22:31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;
22:32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.
22:33 El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte.
22:34 Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces
Zarandear. El significado es agitar fuertemente para separar lo valioso de lo que es sin valor.
Se acercaba el momento en que el señor iba a ser entregado para ser crucificado,
Satanás viene ante Jesús para pedir a Pedro para zarandear su vida, en ese momento Pedro tenía mucha autoconfianza, tal vez orgullo y mucha seguridad en sí mismo, pues había estado predicando y haciendo muchos milagros, pensaba que ya lo tenía todo y que nunca le podría fallar a Cristo.
Cuando el señor Jesús llama a Pedro no lo llama con el nombre que él le había dado, Pedro, que significa Piedra, sino que lo llama Simón, Simón denota lo que él era en esencia, solo un ser humano, propenso a caer como cualquiera de nosotros que nos creemos autosuficientes y orgullosos de lo que somos o tenemos.
Satanás había pedido permiso Cristo para Zarandear a Pedro, Dios lo permitió para quitar el orgullo que le hubiera estorbado más adelante en su ministerio.
Pedro fue zarandeado con tanta fuerza, que perdió su ego y todo lo que no le servía, lo único que le quedo fue su fe.
Zarandear es sacudir con fuerza para separar el grano de la paja, y quitarle toda la mugre para que el grano salga limpio y pueda ser útil.
La fe de Pedro se fortaleció tanto que más adelante el escribe.
1 de Pedro 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
5:9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
CUANDO SOMOS ZARANDEADOS CONTAMOS CON CRISTO
En el momento de prueba cuando Pedro estaba en las manos de satanás, Cristo estaba orando para que la fe de Pedro no faltara.
En cada momento cuando somos como ese grano que es zarandeado de un lado para otro por parte del enemigo, es cuando cristo más pone su mirada en nosotros, para interceder, y defendernos de las garras de satanás, antes de que las cosas empiecen a suceder cristo ya ha empezado orar por nuestras vidas.
Cuando somos zarandeados por satanás nuestra fe tiende a flaquear, pensamos que Dios nos ha abandonado, o que Dios es injusto con lo que nos está sucediendo, pero no nos damos cuenta que Dios tienen el control de todas las cosas.
Romanos 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
EL PROPÓSITO DEL ZARANDEO
Satanás busca zarandearnos con el propósito de destruirnos. Cristo permite que seamos zarandeados con el propósito de que seamos limpios, sacar lo que está sucio en nuestra vida, lo que no es valioso.
Así como el grano de trigo es zarandeado para sacar la paja y quitar todas las imperfecciones que tenga, así seremos zarandeados para quitar la paja que rodea nuestras vidas y podamos ser ese grano útil en las manos del creador como lo fue Pedro.
Luc 22:32 Pero yo he pedido a Dios que te ayude, para que te mantengas firme. Por un tiempo vas a dejarme solo, pero después cambiarás. Cuando eso pase, ayudarás a tus compañeros para que siempre se mantengan fieles a mí.
Dios había permitido que Pedro fuera zarandeado para que abandonara su autosuficiencia.
En su autosuficiencia, Pedro dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no solo a la cárcel, sino también a la muerte.
El zarandeo para pedro fue negar a Jesús a quien había prometido fidelidad hasta la muerte. Jesús le dijo. Pedro, te digo que el gallo no cantara hoy antes que tu niegues tres veces que me conoces. Luego de ser zarandeado, Pedro lloro al ver su fracaso y desde ese momento su autosuficiencia se convirtió en dependencia total del señor.
Lucas 22:54 Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos.
22:55 Y habiendo ellos encendido fuego en medio del patio, se sentaron alrededor; y Pedro se sentó también entre ellos.
22:56 Pero una criada, al verle sentado al fuego, se fijó en él, y dijo: También éste estaba con él.
22:57 Pero él lo negó, diciendo: Mujer, no lo conozco.
22:58 Un poco después, viéndole otro, dijo: Tú también eres de ellos. Y Pedro dijo: Hombre, no lo soy.
22:59 Como una hora después, otro afirmaba, diciendo: Verdaderamente también éste estaba con él, porque es galileo.
22:60 Y Pedro dijo: Hombre, no sé lo que dices. Y en seguida, mientras él todavía hablaba, el gallo cantó.
22:61 Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces.
22:62 Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario